¿De qué se trata esta clase?

  • La forma como los padres manejan su divorcio puede mejorar o empeorar la situación para los hijos.
  • Muchos niños tienen bastante dificultad ajustándose al divorcio de sus padres.
  • Esto puede afectar negativamente a los niños con depresión, ansiedad, fracaso escolar, delincuencia, consumo de drogas, embarazos y otros efectos negativos. Los niños también pueden experimentar miedo de perder a uno o a ambos padres y les cuesta ajustarse a los cambios del hogar de un padre al otro.
  • La clase de Crianza Compartida enseña a los padres como manejar mejor sus emociones y mantener a sus hijos fuera del medio del divorcio de ellos. También ofrecen muchos consejos positivos sobre cómo hablar con su hijo(a) para ayudarlo a adaptarse más rápidamente al divorcio.